La explotación sexual, común antes de la Guerra civil cambio el código genético de casi todos los afroamericanos de nuestros tiempos

Por Michael White, para Pacific Standard, el 19 de Julio de 2016

Nuestro material genético no es más que es resultado de la historia. Los eventos históricos que le dan forma a las rutas migratorias y que decidieron las parejas que nuestros ancestros eligieron se reflejan en nuestro ADN—-en relaciones que llevamos con los genes de otros y nuestra resistencia contra enfermedades. Un genetista con la labor de entender como los genes afectan nuestro sistema biológico, requiere conocer cuales eventos históricos afectaron los genes de las poblaciones como están hoy en día.

Esta conexión entre historia y ADN es vital, especialmente para los Afroamericanos, ya que la esclavitud y discriminación causaron un cambio en la población bastante rápido y profundo. Un estudio reciente nos permite ver que a largas, el ADN del Afroamericano de hoy en día es un reflejo de su historia.
La esclavitud y su fin afectaron especialmente a dos factores demográficos indispensables en genéticas; la migración y la selección de pareja. El tráfico de esclavos por el océano Atlántico se puede ver como una migración forzosa que se llevó a casi 400,000 africanos para a las colonias, luego Estados Unidos. Una vez llegados a Norteamérica, los esclavos africanos y sus descendientes se fueron mezclando, a partir de violación y abuso, con la población Europea. Incluso eventos más recientes, como aquella conocida como la gran migración, entre 1915 a 1970, modifico la población Afroamericana del siglo 20 de forma decisiva. Seis millones de personas dejaron el Sur para buscar una vida mejor al norte, medio occidente y al oeste.

No está claro aún como esta turbulenta historia afecto los genes Afroamericanos, ya que la mayoría de los estudios demográficos hasta ahora, se concentraban en poblaciones basadas en las regiones mundiales o Afroamericanos con ascendencia Europea. Afortunadamente, hoy en día, estos estudios a gran escala incluyen a los afroamericanos, y se ha logrado juntar datos genéticos en miles de residentes Afroamericanos, cubriendo todo Estados Unidos. Recientemente, un grupo de investigadores en la MCGill University de Montreal usaron esta data para publicar un estudio sobre la historia de los Afroamericanos.

En tanto más fueran sus características europeas, ósea, su tono de piel más pálido, más fácil les seria a los Afroamericanos obtener una posición social que los mandara a los estados al norte u oeste de la nación.
Los investigadores se concentraron en casi 4,000 Afroamericanos participantes en dos estudios importantes, patrocinados por el Instituto Nacional de la Salud. El primero de estos estudios, sobre Salud y Retiro consiste de voluntarios de mayor edad, provenientes de áreas urbanas y rurales en todo estados unidos, mientras que el Estudio de cohorte comunitario del sur se concentra en los participantes sureños, particularmente de áreas donde haya alto riesgo de enfermedades. Entre los dos estudios, esta investigación cubre la mayor cantidad de afroamericanos. Representantes una muestra geográficamente distribuida de la población, esencial para establecer los patrones de su historia genética.
Los investigadores empezaron por establecer que parte de la historia genética de estos podría ser rastreada a África. Como se esperaba, la data muestra que la mayoría de su ADN viene de ancestros africanos, pero también muestra que prácticamente todos los Afroamericanos también llevan sangre Europea. La mezcla genética de ADN Africano y europeo se divide entre los Afroamericanos que residen en loa estados del sur, con un ADN 83% Africano, mientras que los que viven más norte u oeste tienen un 80%, reemplazando el resto por ADN Europea. Incluso en el Sur, los que residen en Florida y Carolina del sur tienen más ADN Africano que aquellos residiendo en Kentucky y Virginia.

Lógicamente, uno podría acreditar a los matrimonitos interraciales, los cuales han sido menos comunes en los estados del Sur, pero los investigadores de McGill sugieren que el ADN Europeo que estas poblaciones cargan, entro probablemente mucho antes que la Guerra Civil, en la época de la esclavitud. Los patrones genéticos que observan los investigadores sugieren que, al menos un siglo antes de la Guerra Civil, la mezcla entre europeos y esclavos ya era común, y esta mezcla casi desapareció con el fin de la esclavitud.
No es gran sorpresa que la explotación sexual de esclavos antes de la guerra civil haya tenido influencia en el material genético de casi todos los Afroamericanos hoy en día, pero la pregunta cae en: Si los Afroamericanos pueden ahora rastrear su ascendencia europea a una época cuando estaban concentrados en el Sur de E.U, ¿por qué es que los Afroamericanos que bien fuera del sur tienen más ADN Europeo?

Una respuesta interesante de esta investigación radica en las tendencias durante la Gran Migración; Aquellos con una porción más grande de ascendencia Europea, y de piel mas pálida, usaban sus oportunidades sociales para migrar al norte y oeste. Aunque se requiere más evidencia para corroborarlo, los investigadores de McGill y sus resultados proponen que el fin de la esclavitud la discriminación a partir del tono de color decidieron mucho de la historia genética Afroamericana.

Estos estudios son importantes porque nos ayudan a saber por qué las distintas poblaciones tienen distintos riesgos al enfrentar enfermedades dados a sus genes. Los afroamericanos sufren mucho por las enfermedades comunes, aunque ciertamente esto se debe en parte a la pobreza y malas condiciones, la genética también es un factor importante. Para que gocen de los beneficios de salud de hoy en día, los tratamientos, ajustados al ADN de los pacientes, requieren entender la historia genética y como constituye a su salud de hoy. En otras palabras, en necesario entender el legado de su historia como esclavos y como una población discriminada, sino también su legado genético.

Fuente:
Michael White
How Slavery Changed the DNA of African Americans
Pacific Standard
Julio 19 de 2016

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.